Nuestros billetes de vuelo y nuestras mentes nos pedían volver a Madrid, pero nuestros corazones nos amarraban a Chertsey. Pensando que iba a ser un día como todos en el cole, nos encontramos una gran experiencia en el colegio Salesiano de Chertsey. Nos hicieron sentir como en casa, donde el espíritu salesiano no entiende de idiomas.
Sólo nos queda corresponder a nuestros amigos ingleses cuando nos visiten en mayo.
 
Esto ha sido todo y hasta ahora María Luisa y yo os lo hemos contado.

 

  • Primera Parte:

  • Segunda Parte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This