El 5 de mayo de 2021 va a quedar como una fecha muy especial para toda la comunidad educativa de Salesianos Atocha, ya que tuvo lugar la graduación de los alumnos de segundo de Bachillerato. 

Los casi doscientos alumnos que forman parte de esta familia salesiana y que concluyen su etapa en el colegio pudieron vivir junto a sus compañeros y profesores de etapa un momento inolvidable, ya que este acto simboliza el fin de una etapa muy importante en sus vidas. También sus familias pudieron vivir con ellos este momento ya que el acto se transmitió en streaming a través de Youtube, puesto que debido a la situación sanitaria, este año no era posible que les acompañasen de manera presencial.

Juan Luis Hererro, profesor y coordinador de Pastoral de la sección, fue el encargado de conducir el acto y la alumna Alba Vega, la primera en dirigir unas palabras a los asistentes, en nombre de los alumnos, sobre cómo habían vivido su paso por el centro, y con qué experiencias y aportaciones personales se quedaban antes de dejar el colegio. Precisamente, los educadores Ana Sanz y Anselmo Pérez también les leyeron un texto, que también se les regaló a los alumnos en formato impreso, para que siempre recordarán todo lo que había vivido en esta etapa de sus vidas en la que los educadores de Salesiano Atocha habíamos tenido la enorme suerte de compartirla con ellos.

Fue una ceremonia muy emotivo ya que los propios alumnos dirigieron unas palabras a los profesores y al resto de la comunidad educativa,

Además, el profesor de Filosofía, Javier Ramos, les dedicó unas palabras en las que ponía en valor la fortaleza y el esfuerzo que habían realizado esta generación de alumnos que se había tenido que adaptar a las vicisitudes de la pandemia, y que en ese momento recogían el premio a tanto esfuerzo y afán de superación.

Otro de los profesores del claustro de Bachillerato, Carlos Martín, también quiso dirigirse a ellos antes de su marcha del centro, ya que esta promoción, que en unos meses  comenzará sus estudios universitarios, fueron los primeros alumnos a los que les dio clase cuando se incorporó al claustro de Salesianos Atocha. En ellas expresaba el cariño y también el asombro por lo rápido que pasa el tiempo.

A los alumnos se les impusieron las becas y un pin del colegio y se les entregó el texto anteriormente mencionado y que lleva por título ‘Recuerda’. Uno por uno fueron subiendo para vivir ese momento inolvidable en el que por fin se les imponía la beca roja con la imagen impresa de Don Bosco, como símbolo de su graduación en Bachillerato.

Para cerrar el acto, el director titular del centro, Luis Alberto Guijarro, también quiso resaltar el regalo que supone para un centro educativo contar con alumnos como los que estudian en nuestro colegio y agradeció a las familias que confiasen en Salesianos Atocha para la formación académica y personal de sus hijos. Asimismo, subrayó que los alumnos debían recordar siempre, que son hijos de un soñador: San Juan Bosco y que eso les sirviese para que nada les frenase para conseguir las metas e ilusiones que tuviesen en la vida.

Por último, la directora pedagógica de Bachillerato, Marta Montero, también quiso agradecer a los alumnos el esfuerzo que habían realizado para adaptarse, durante estos dos cursos, a las dificultades que habían tenido en esta etapa de sus vidas, a consecuencia de la pandemia. No obstante, también señaló que esas circunstancias que les habían acompañado, hacía muy especial a esta promoción de alumnos. Para cerrar, e igual que hizo el director del centro, recordó a los allí presentes que este colegio es mucho más que un centro educativo, y por eso, les recordó que en Salesianos Atocha siempre encontrarán una familia y una casa que les espera.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies