La semana del 22 al 25 de octubre tuvimos el placer, varios monitores del centro juvenil, de ir a las aulas de Primero de Bachillerato. Allí encontramos unos chicos estupendos, llenos de energía pero también de preocupaciones.

En estas convivencias Les motivamos para hacerles pensar en lo mejor que tienen: ellos mismos. Trabajamos actitudes tan importantes como el saber mirarse a uno mismo y pensar en qué es lo que transmito a los demás. Para ello, seguimos  unas dinámicas para trabajar con ellos diferentes aspectos de su vida.

Primero, tenían que ver cómo era su día a día, su rutina, y lo más importante, si disfrutaban de cada uno de esos momentos, lógicamente algunos no lo disfrutaban porque eran actividades impuestas y no elegidas por ellos mismos. Aún así les dejamos el mensaje que hasta de esos momentos hay que disfrutar.

En la segunda parte, trabajamos el cómo me veo a mi mismo y cómo me ven el resto de mi clase. A muchos de ellos les costó mucho la primera parte, algunos no sabían qué decir, otros solo veían lo malo y como siempre, otros ya habían reflexionado sobre ello, pero aún así la mayoría no llegaba a profundizar. Por eso, pedimos al grupo que realizara la dinámica del “abanico”, que consiste en escribir todas las virtudes que veían en cada compañero. De esta manera, cada uno aprendió todo lo bueno que es capaz de mostrar al mundo y a su clase. Mucho más de lo que al principio pensaban.

El siguiente paso fue realizar una dinámica que les hiciera reflexionar sobre su misión y objetivos que querían alcanzar. Sin duda la parte más complicada, porque muchos de ellos no decían no tenerlo claro. Les dimos unas hojas para facilitar la reflexión, pero aún así muchos todavía dudaban. Cada uno de los animadores intentamos orientar al grupo para facilitarles la reflexión y encaminarlo a su propia vocación.

Por último, recogimos toda la experiencia de la convivencia a modo de Oración para que cada uno pudiera dar gracias por algo que tenía en su vida, por algo que hubiera descubierto, etc…

Creemos que la convivencia estaba muy bien enfocada para esta edad y fue muy productiva tanto para ellos como para los profesores.

Carmen Rivera

 

 

Las convivencias de 1º de bachillerato

CONVIVENCIAS SALESIANOS ATOCHA 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies